Home / Notas / Tres por tres
Tres por tres
El reloj marcó las 17:15 horas. El teléfono sonó. Del otro lado de la línea, sentado en su despacho en San Petesburgo, Rusia, el actual director del ballet del Teatro Mijáilovski, Ignacio“Nacho" Duato, comenzó a soñar con una alianza para futuras colaboraciones con Uruguay. Días después, el coreógrafo uruguayo, Martín Intahamoussu, preparaba en Alemania la presentación de una de sus obras, cuando un correo electrónico llegó a su casilla personal. Conocer qué significa para él formar parte de una gala de ballet junto a dos figuras referentes de la danza, como Duato y Antony Tudor, fue el asunto que encabezó el mensaje. ¿Por qué Tudor, Duato e Inthamoussu forman parte de un mismo espectáculo? ¿Qué tienen en común los tres coreógrafos? “Nada. Son tres grandes”, respondió Julio Bocca, al explicar el motivo que lollevó a unir esta tríada en la III Gala del Ballet Nacional del Sodre.
El espectáculo Tudor - Duato - Inthamoussu, que está en cartel en el Auditorio Adela Reta del Sodre hasta el 15 de este mes, es la nueva apuesta artística del maestro argentino. Una gala en la que “el público se siente tan invadido por el cálido espíritu de las obras que la componen que no puede evitar retirarse con una gran sonrisa”, comentó el director, para quien el hilo conductor de toda la obra es claro. Antony Tudor es el coreógrafo de la musicalidad; el elegido para abrir la gala con The leaves are fading. Acto seguido el más clásico de los ballet coreografiado por Duato, Without words, trae a escena la ductilidad. El puente entre el neoclásico y el ballet contemporáneo es Tres Hologramas, creado por Inthamoussu con música de Jorge Drexler. “Son tres estilos diferentes, que juntos dan un magnífico resultado", resumió Bocca. Pero, ¿qué piensan de esto los demás protagonistas?

DE SAN PETERSBURGO A MONTEVIDEO
–¿Qué le significa el estreno de Without Words en Uruguay? Nacho Duato –Esta obra la creé para el American Ballet Theatre y la condición era coproducirla con tres ballets más: Boston, San Francisco y Houston. Luego la llevé a mi compañía y ahora la bailamos aquí en el Teatro Mijáilovski. Es un ballet que le va bien a un tipo de compañía con base clásica como la que dirige Julio Bocca. De modo que él ha tenido muy buen ojo al escogerlo. Años atrás tuve ocasión de conocerle, precisamente cuando trabajó en el American Ballet Theatre. Es un bailarín fantástico. Nos hemos visto también algunas veces en España. Me hace mucha ilusión que su compañía baile esta obra.
–En alguna ocasión opinó que los mejores bailarines que interpretan sus obras son aquellos con los que ha trabajado. ¿sigue creyendo en eso?
–Sí, como es normal. Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza de España, en la que estuve 20 años, son bailarines acostumbrados a mi vocabulario, a mi forma de ser. Saben lo que quiero y son los que mejor pueden interpretar mis coreografías. Sin embargo, cuando monto ese mismo ballet en otros sitios, me gusta mucho, porque otros bailarines siempre dan otro toque a la coreografía. La interpretan de otra manera y te hacen conocer otros públicos, otras ciudades. Algo que siempre es enriquecedor.
–¿Por qué se siente más cómodo como coreógrafo que como maestro?
–Eso lo he sabido toda mi vida: soy un desastre dando clases. No podría dar clases de ballet, por eso no soy maestro. Pero me gusta mucho trabajar con los bailarines, enseñarles a moverse, sacar cosas de ellos. Que sientan la música, que comprendan el movimiento, apoyarles cuando salen al escenario.–eso también es docencia.
–No. No tengo paciencia como maestro. Como coreógrafo sí, me gusta que los bailarines colaboren conmigo; no hacer solamente las coreografías para ellos, sino que ellos pongan de su parte y así hacer que el ballet se enriquezca conjuntamente. Ellos aprenden de mí y yo de ellos.
–¿De qué trata Without Words?
–El ballet se llama Sin Palabras, por lo que resulta muy absurdo hablar de él, luego de ese título. Pero si debiera explicar algo sería por la música. Tú escuchas la melodía y te puedes imaginar lo que quieras. Es una obra acerca del amor y el desamor. Es muy romántica, pero le he despojado todo lo superficial que puede tener el romanticismo. Los bailarines están desnudos prácticamente, me apoyo con diapositivas de partes de sus cuerpos, las que al mismo tiempo se suman a la coreografía. Y aunque se trata de un ballet muy minimalista, el fondo y la sensación global es muy romántica.
–Sus obras se estrenaron en grandes teatros del mundo, al que se suman ahora los de Uruguay ¿Qué siente con esto?
–Me encanta Uruguay. Estuve en 2009 con la Compañía Nacional deDanza y lo pasé fenomenal. Ahora se baila uno de mis ballets y me gustaría mucho que éste fuese el principio de una colaboración. No me gusta nada ir a un sitio a hacer un ballet y luego decir adiós. Normalmente, con las compañías que trabajan conmigo tratamos de tener una continuidad, porque así los bailarines van conociendo mi trabajo y cada vez lo van bailando mejor. El público también lo va conociendo y puede ver la trayectoria. Ojalá esto suceda con Julio.
–¿Se lo planteó?
–No. Vamos a ver qué pasa con el estreno, que creo irá muy bien. A partir de allí, hablaremos.
–Actualmente dirige una nueva compañía en Rusia luego de 20 años al frente de un mismo equipo en su país. ¿Cómo sobrelleva un cambio tan grande?
–Estoy aquí hace un año y seis meses. Me siento muy bien. Me gusta estar en un sitio totalmente distinto a lo que estoy acostumbrado. Otro idioma, otra cultura, otra forma de vivir. Por un lado es difícil, pero por otro es muy enriquecedor personal y artísticamente, porque tengo que poner mi cabeza desde otra perspectiva, de otra forma. Estaba acostumbrado a trabajar en Madrid, con gente de distintas nacionalidades. De repente en San Petesburgo, todos los bailarines son rusos, tienen una mentalidad mucho más tradicional, son más estrictos, bailan clásico. Por tanto cambiarles la forma de pensar y hacer es muy interesante y bonito. Es duro, pero a mí me gusta.

COREOGRAFÍA TRIDIMENSIONAL
–¿Qué significa cerrar una gala junto a Tudor y Duato?
Martín Inthamoussu –Quizás sea un lugar común pero es un verdadero honor y además una gran responsabilidad. Estoy muy agradecido por toda la confianza que me ha dado Julio Bocca desde el comienzo de nuestro trabajo en 2011. Nacho Duato y Antony Tudor son referentes de la danza mundial y Julio ha creído en mi trabajo para estar a la altura. Y yo he aceptado ese desafío con él, con el público, con la institución del Sodre y con mi país.
–¿Cómo nació el ballet Tres Hologramas?
–La idea original viene de Jorge Drexler que dio un puntapié inicial con respecto a la historia que quería contar a través de la música. Yo tomé ese punto de partida: la memoria y el olvido. ¿Por qué olvidamos lo que olvidamos? ¿Qué cosas no se nos olvidan? Entonces el público ve el viaje de una persona a través de todos sus recuerdos, los buenos y los malos. A partir de eso pude construir este ballet que tiene el plus del diálogo entre la milonga, el ballet clásico y la danza contemporánea.
–¿Siente el reconocimiento del público en Uruguay tanto como en el exterior?
–Si, absolutamente. El apoyo no es incondicional y eso solo se sostiene con trabajo constante que además, en mi caso, es una pasión.
–Es conocido como bailarín y coreógrafo ¿Qué le hace sentir más completo?
–Las dos cosas. No compiten. Transitan mundos diferentes. Estar en escena me da ciertas cosas y coreografiar o dirigir también tiene sus facetas, así que no podría decir cuál me hace completo. Porque, además, creo que el ser humano no es completo y desde ahí viene mi creación. Como decía Leonard Cohen “en todo hay una fisura y por allí entra la luz”. Me parece que construyo desde que me reconozco incompleto. Solo así soy humano. Si fuera completo sería aburrido.
Tres por tres

Más notas

Galerías de sociales

Top 10

Ediciones anteriores

Julio 2014:
Edición Revista Paula Julio 2014
Junio 2014:
Edición Revista Paula Junio 2014
Mayo 2014:
Edición Revista Paula Mayo 2014
Abril 2014:
Edición Revista Paula Abril 2014
Marzo 2014:
Edición Revista Paula Marzo 2014
Febrero 2014:
Edición Revista Paula Febrero 2014
Enero 2014:
Edición Revista Paula enero 2014
Diciembre 2013:
Edición Revista Paula diciembre 2013
Noviembre 2013:
Edición Revista Paula noviembre 2013
Octubre 2013:
Edición Revista Paula octubre 2013
Setiembre 2013:
Edición Revista Paula Setiembre 2013
Agosto 2013:
Edición Revista Paula Agosto 2013
Julio 2013:
Edición Revista Paula Julio 2013
Junio 2013:
Edición Revista Paula Junio 2013
Mayo 2013:
Edición Revista Paula Mayo 2013
Abril 2013:
Edición Revista Paula Abril 2013
Marzo 2013:
Edición Revista Paula marzo 2013
Febrero 2013:
Edición Revista Paula febrero 2013
Enero 2013:
Edición Revista Paula enero 2013
Diciembre 2012:
Edición Revista Paula diciembre 2012
Noviembre 2012:
Edición Revista Paula noviembre 2012
Octubre 2012:
Edición Paula Novios octubre 2012
Setiembre 2012:
Edición Revista Paula setiembre 2012
Agosto 2012:
Edición Revista Paula agosto 2012
Julio 2012:
Edición Revista Paula julio 2012
Junio 2012:
Edición Revista Paula junio 2012 
Mayo 2012:
Edición Revista Paula Abril 2012 
Abril 2012:
Edición Revista Paula Abril 2012 
Marzo 2012:
Edición Revista Paula Febrero 2012 
Febrero 2012:
Edición Revista Paula Febrero 2012 
Enero 2012:
Edición Revista Paula Enero 2012
Diciembre 2011:
Edición Revista Paula Diciembre 2011
Noviembre 2011:
Edición Revista Paula Noviembre 2011
Octubre 2011:
Edición Revista Paula Octubre 2011
Setiembre 2011:
Edición Revista Paula Setiembre 2011
Agosto 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Julio 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Junio 2011:
Edición Revista Paula junio 2011
Mayo 2011:
Edición Revista Paula mayo 2011
Abril 2011:
Edición Revista Paula Abril 2011
Marzo 2011:
Edición Revista Paula Marzo 2011
Febrero 2011:
Edición Revista Paula Febrero 2011
Enero 2011:
Edición Revista Paula Enero 2011
Diciembre 2010:
Edición Revista Paula Diciembre 2010
Noviembre 2010:
Edición Revista Paula Noviembre 2010
Octubre 2010:
Edición Revista Paula Octubre 2010
Setiembre 2010:
Edición Revista Paula Setiembre 2010
Agosto 2010:
Edición Revista Paula Agosto 2010
Julio 2010:
Edición Revista Paula Julio 2010
Junio 2010:
Edición Revista Paula Junio 2010
Mayo 2010:
Edición Revista Paula Mayo 2010
Abril 2010:
Edición Revista Paula Abirl 2010
Marzo 2010:
Edición Revista Paula Marzo 2010
Febrero 2010:
Edición Revista Paula Febrero 2010
Enero 2010:
Edición Revista Paula Enero 2010
Diciembre 2009:
Edición Revista Paula Diciembre 2009
Noviembre 2009:
Edición Revista Paula Noviembre 2009
Octubre 2009:
Edición Revista Paula Octubre 2009
Setiembre 2009:
Edición Revista Paula Setiembre 2009
Agosto 2009:
Edición Revista Paula Agosto 2009
Julio 2009:
Edición Revista Paula Julio 2009
Junio 2009:
Edición Revista Paula Junio 2009
Mayo 2009:
Edición Revista Paula Mayo 2009
Abril 2009:
Edición Revista Paula Abril 2009
Marzo 2009 :
Edición Revista Paula Marzo 2009
Febrero 2009:
Edición Revista Paula Febrero 2009
Enero 2009:
Edición Revista Paula Enero 2009
Diciembre 2008:
Edición Revista Paula Diciembre 2008
Noviembre 2008:
Edición Revista Paula Noviembre 2008
Octubre 2008:
Edición Revista Paula Octubre 2008
Setiembre 2008:
Edición Revista Paula Setiembre 2008
Agosto 2008:
Edición Revista Paula Agosto 2008
Julio 2008:
Edición Revista Paula Julio 2008
Junio 2008:
Edición Revista Paula Junio 2008
Mayo 2008:
Edición Revista Paula Mayo 2008
Abril 2008:
Edición Revista Paula Abril 2008
Marzo 2008:
Edición Revista Paula Marzo 2008
Febrero 2008:
Edición Revista Paula Febrero 2008
Enero 2008:
Edición Revista Paula Enero 2008
Diciembre 2007:
Edición Revista Paula Diciembre 2007
Noviembre 2007:
Edición Revista Paula Noviembre 2007
Octubre 2007:
Edición Revista Paula Octubre 2007
Setiembre 2007:
Edición Revista Paula Setiembre 2007
Agosto 2007:
Edición Revista Paula Agosto 2007
Julio 2007:
Edición Revista Paula Julio 2007
Junio 2007:
Edición Revista Paula Junio 2007
Mayo 2007:
Edición Revista Paula Mayo 2007
Abril 2007:
Edición Revista Paula Abril 2007
Marzo 2007:
Edición Revista Paula Marzo 2007
Febrero 2007:
Edición Revista Paula Febrero 2007
Enero 2007:
Edición Revista Paula Enero 2007
Diciembre 2006:
Edición Revista Paula Diciembre 2006
Noviembre 2006:
Edición Revista Paula Noviembre 2006
Octubre 2006:
Edición Revista Paula Octubre 2006
Setiembre 2006:
Edición Revista Paula Setiembre 2006
Agosto 2006:
Edición Revista Paula Agosto 2006
Julio 2006:
Edición Revista Paula Julio 2006
Junio 2006:
Edición Revista Paula Junio 2006
Mayo 2006:
Edición Revista Paula Mayo 2006
Abril 2006:
Edición Revista Paula Abril 2006
Marzo 2006:
Edición Revista Paula Marzo 2006
Febrero 2006:
Edición Revista Paula Febrero 2006
Enero 2006:
Edición Revista Paula Enero 2006
Diciembre 2005:
Edición Revista Paula Diciembre 2005
Noviembre 2005:
Edición Revista Paula Noviembre 2005
Octubre 2005:
Edición Revista Paula Octubre 2005
Junio 2005:
Edición Revista Paula Junio 2005
Mayo 2005:
Edición Revista Paula Mayo 2005
Abril 2005:
Edición Revista Paula Abril 2005
Marzo 2005:
Edición Revista Paula Marzo 2005
Febrero 2005:
Edición Revista Paula Febrero 2005
Enero 2005:
Edición Revista Paula Enero 2005
Diciembre 2004:
Edición Revista Paula Diciembre 2004
Noviembre 2004:
Edición Revista Paula Noviembre 2004
Octubre 2004:
Edición Revista Paula Octubre 2004
Setiembre 2004:
Edición Revista Paula Setiembre 2004
Agosto 2004:
Edición Revista Paula Agosto 2004
Julio 2004:
Edición Revista Paula Julio 2004
Junio 2004:
Edición Revista Paula Junio 2004
Mayo 2004:
Edición Revista Paula Mayo 2004
Abril 2004:
Edición Revista Paula Abril 2004
Marzo 2004:
Edición Revista Paula Marzo 2004
Febrero 2004:
Edición Revista Paula Febrero 2004
Enero 2004:
Edición Revista Paula Enero 2004
Diciembre 2003:
Edición Revista Paula Diciembre 2003
Noviembre 2003:
Edición Revista Paula Noviembre 2003
Octubre 2003:
Edición Revista Paula Octubre 2003
Setiembre 2003:
Edición Revista Paula Setiembre 2003
Agosto 2003:
Edición Revista Paula Agosto 2003
Julio 2003:
Edición Revista Paula Julio 2003
Junio 2003:
Edición Revista Paula Junio 2003
Mayo 2003:
Edición Revista Paula Mayo 2003
Abril 2003:
Edición Revista Paula Abril 2003
Marzo 2003:
Edición Revista Paula Marzo 2003
Febrero 2003:
Edición Revista Paula Febrero 2003
Enero 2003:
Edición Revista Paula Enero 2003
Diciembre 2002:
Edición Revista Paula Diciembre 2002
Noviembre 2002:
Edición Revista Paula Noviembre 2002
Octubre 2002:
Edición Revista Paula Octubre 2002
Setiembre 2002:
Edición Revista Paula Setiembre 2002
Agosto 2002:
Edición Revista Paula Agosto 2002
Julio 2002:
Edición Revista Paula Julio 2002
Junio 2002:
Edición Revista Paula Junio 2002
Mayo 2002:
Edición Revista Paula Mayo 2002
Abril 2002:
Edición Revista Paula Abril 2002
Marzo 2002:
Edición Revista Paula Marzo 2002
Febrero 2002:
Edición Revista Paula Febrero 2002
Enero 2002:
Edición Revista Paula Agosto 2002
Diciembre 2001:
Edición Revista Paula Diciembre 2001
Noviembre 2001:
Edición Revista Paula Noviembre 2001
Octubre 2001:
Edición Revista Paula Octubre 2001
Setiembre 2001:
Edición Revista Paula Setiembre 2001

2014 / 2013 / 2012 / 2011 / 2010 / 2009 / 2008 / 2007 / 2006 / 2005 / 2004 / 2003 / 2002 / 2001 /
Ver todas las ediciones

¿Proponenos el próximo Top 10?

Proponenos un tema para que generemos juntos el próximo Top 10.

HORÓSCOPO / Cáncer

Representa el deseo de proteger la tradición familiar, las raíces, defender la patria y actuar con vehemencia contra ...

Normas Generales de Participación

1) El País S.A. ofrece diversos ámbitos para ejercer la libertad de expresión y estimular el saludable hábito democrático del debate y la reflexión colectiva. Todos los usuarios registrados pueden participar en nuestros Comentarios, Foros, Blogs, Periodismo Ciudadano, etc., pero al hacerlo asumen responsabilidades que deben conocer y aceptar.
2) En beneficio de esas libertades que se procura promover, la Revista Paula de El País acogerá contenidos ofrecidos por los usuarios en el entendido de que quienes los remiten son responsables de ellos. Por tanto El País S.A. no es responsable por expresiones que le son ajenas y advierte que no necesariamente las comparte. Al ejercer el derecho de participar se nos exonera del compromiso de confidencialidad respecto a su identidad en caso de litigio, puesto que son los respectivos usuarios y no nosotros los responsables de sus actos. 
3) Sólo pueden participar en estos ámbitos los usuarios previamente registrados, que aceptaron nuestras normas de comportamiento.  
4) No todos los contenidos ofrecidos por los usuarios serán reproducidos; El País S.A. se reserva el derecho de escoger entre los contenidos que se le ofrezcan y de retirarlos sin dar razones
5) Ocasionalmente El País S.A. puede considerar que algún contenido (texto, fotos, videos, etc.) aportado por un usuario tiene interés suficiente para ser difundido en nuestras versiones digital e impresa, así como en sitios aliados o asociados en cuyo caso se hará referencia al autor respetando su nombre o su seudónimo. Al aceptar las presentes Normas de Participación, el usuario debe tener presente que está cediendo su derecho de uso sin costo y sin ninguna otra retribución
6) Quienes no compartan estas Normas de Participación no están autorizados a participar en la Revista Paula de El País

Normas de Comportamiento de La Revista Paula

Sin perjuicio de las advertencias formuladas en las Normas de Participación, los usuarios que opten por participar deben leer detenidamente las prohibiciones y recomendaciones que se describen.
1) No se atentará contra el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen o nombre.
2) No se introducirán contenidos ofensivos o discriminatorios contra personas o grupos de ellas. Esta disposición se extiende a contenidos eventualmente considerados inmorales o pornográficos.
3) No se promoverá la violencia, el incumplimiento de normas vigentes, o el boicot contra personas, empresas o instituciones, incluyendo otros blogs.
4) No se introducirá información confidencial ni propia ni ajena y se respetarán estrictamente los derechos de autor de terceras personas, empresas o instituciones, incluyendo fotos, videos y marcas.
5) No se utilizará la Revista Paula de El País para prácticas comerciales o publicitarias.
6) Se velará por el respeto de las ideas ajenas, así como por el rigor y veracidad de los argumentos. Se contribuirá al respeto del  derecho a la libertad de expresión y de información.
7) Los usuarios tendrán la posibilidad y la obligación moral de "reportar abuso" en caso de contenidos que consideren afecta algunos de los valores que procuramos preservar por encima de las libertades que deseamos otorgar. Un contenido "denunciado" será instantáneamente descartado y enviado a nuestra Administración de Participación
8) Las decisiones de la Revista Paula de El País, incluyendo desde la supresión de un contenido hasta la expulsión de un usuario registrado, son inapelables.
9) Quienes no compartan estas Normas de Comportamiento, no están autorizados a participar en la Revista Paula de El País.